Institucional

Historia

Primeros pasos…

A fines de los años 60, bajo la intendencia del Dr. Antonio Lamberghini, la ciudad de San Francisco lucía orgullosa, ante propios y extraños, un notable desarrollo; el mismo se sustentaba básicamente en su destacada actividad industrial. En ella predominaba de manera contundente el Sector Metalúrgico orientado no sólo al mercado interno, ya que las máquinas y herramientas producidas en la ciudad ganaban en mercados externos.

 

La potencialidad industrial que registraba la ciudad es, a fines de las década de 1960 con más de 400 establecimientos fabriles, una importante captadora de mano de obra especializada proveniente de los Institutos de Enseñanza Técnica de la ciudad.
Por otra parte anualmente un nutrido grupo de jóvenes completaban sus estudios secundarios en diversos establecimientos, muchos de ellos con el propósito de proseguir sus estudios superiores debían necesariamente emigrar hacia capitales de provincias cercanas.
 



 

Esas y otras razones fueron consideradas por un grupo de industriales, profesionales y comerciantes del medio, quienes en un principio de manera informal intercambiaron opiniones y sugerencias en torno al funcionamiento de una Casa de Altos Estudios en la ciudad. El entonces Intendente Municipal de la ciudad propició activamente el desarrollo económico a través de medidas que favorecían el crecimiento industrial. Esta política trajo aparejado el deseo de acompañar la iniciativa de la Asociación de Industriales Metalúrgicos, -AIM-: que la ciudad de San Francisco cuente con una dependencia de la Universidad Tecnológica y en breve tiempo comenzaron las acciones para lograr tan apreciada meta, confirmado todo esto en la reunión del 22 de abril de 1969, cuando definitivamente surge el proyecto de instalación de una Facultad. En julio, en la Asociación de Industriales Metalúrgicos se designa una Comisión provisoria para efectuar los estudios pertinentes que está integrada por los señores Ricardo Venier, Elmo Juan Cassinerio, ingenieros Reinaldo Sebastián Barberis y José Cagni y el escribano Teodoro Asteggiano. Los esfuerzos se orientaron a elaborar estadísticas sobre establecimientos secundarios de la ciudad y zona, número de egresados del nivel medio, disponibilidad y profesionales radicados en la ciudad y antecedentes docentes de los mismos, con el propósito de conformar el plantel de profesores.

 

En ese mismo año y por razones profesionales llegaba a San Francisco, el ingeniero Marcos Sales que se desempeñaba como docente de la Facultad Regional Santa Fe de UTN, con quien rápidamente se conecta un grupo de industriales metalúrgicos para sumarlo al proyecto que impulsaban. Como resultado de múltiples reuniones Sales remitió una nota al Rectorado de la UTN con la clara intención de impulsar la creación de una dependencia universitaria en esta ciudad.

 

La gestión resultó oficialmente respaldada y la AIM solicitó la activa participación de todas las entidades de la ciudad y zona. La Municipalidad resolvió entonces, constituir la Comisión Municipal PRO-FACULTAD, mediante decreto municipal Nº 1012/264/1969 integrada por representantes de todas las entidades intermedias de la ciudad, con el fin de realizar las gestiones tendientes a la creación de la Delegación de la UTN y, de igual modo, coadyuvar a su desenvolvimiento y progreso con un fondo propio pudiendo recibir aportes, donaciones, subsidios. Con el objeto de obtener los recursos económicos imprescindibles para dar inicio al cursado los integrantes de la Comisión emprenden numerosos viajes a ciudades y localidades de la región y toman contacto con intendentes y jefes comunales.


Recuerda el Sr. Ricardo Venier: “Teníamos muy en claro el objetivo. Se trataba, ahora, de encontrar la mejor alternativa para alcanzarlo. Habíamos comenzado los trámites a través de Santa Fe. Nos parecía que una distancia más corta nos permitiría una relación más fluida. Cuando Córdoba se enteró, consideró que San Francisco debía depender de ella, por pertenecer a la misma provincia. En ese momento se originó una seria discrepancia, que las autoridades nacionales se comprometieron a resolver. El tema se trató en una reunión de decanos de la UTN que se celebró en el hotel de San Nicolás. El día de la reunión viajé solo a la ciudad santafesina, conduciendo un jeep encapotado. Fue un viaje difícil, una torrencial lluvia me acompañó, el agua penetró en el jeep y me mojó completamente. Así llegué al Hotel. No podía participar de las deliberaciones, pero los asistentes me contaron que cuando las dos facultades discutían de quién dependería nuestra casa, el rector, Ing. Colina, puso fin al debate diciendo: “Ni a Córdoba ni a Santa Fe, San Francisco va a depender del Rectorado”. Fue tal mi alegría, pues esta decisión le daba más autonomía a la nueva delegación, que sin pensar en las condiciones en que me encontraba, tampoco en la lluvia ni en el viaje que me esperaba, subí nuevamente al jeep y regresé a San Francisco: tenía que compartir mi felicidad con los otros soñadores que me esperaban”.

Entre las diversas gestiones se destacó la realizada con el Secretario Académico de la Universidad Dr. Dardo J. S. Visio, quien visitó San Francisco para interiorizarse personalmente del Proyecto Educativo para la ciudad.
El Consejo de Rectores aprobó la iniciativa mediante la Resolución Nº 483/69, que menciona en su artículo 1º): Crease la Delegación San Francisco que funcionara en la localidad del mismo nombre de la Provincia de Córdoba.
Desde abril de 1970 hasta el 19 de agosto de 1978, las clases se dictaron en el Colegio Sagrado Corazón de los Hermanos Maristas, dado que no se contaba con edificio propio.

A lo largo de ese tiempo, se sucedieron un sinnúmero de tareas en la faz organizativa a efectos de la puesta en marcha de la nueva Delegación.- Y aquí es oportuno destacar la acción de la licenciada Esther J. Vaca, oriunda de San Francisco, por su constante apoyo y eficaz asesoramiento para con esta Facultad desde los tiempos iniciales.

Más de un centenar de alumnos se inscribieron para el cursado de las carreras Ingeniería Mecánica, Eléctrica y en Construcciones. El propio Rectorado designó como Delegado al ingeniero militar Teniente Coronel Ernesto Lagleyse, quien se desempeñaba como Director de Fábrica Militar San Francisco y permaneció hasta el 1º de febrero de 1971.
En el año 1970 comenzó el ordenamiento administrativo de la Delegación, a cargo de cuatro no docentes, y a partir de febrero de 1971 fue designado como autoridad de la misma el Ing. Reinaldo Barberis, quien había participado desde el primer momento en las gestiones e iniciación académica. Su meritoria y eficiente gestión merece el afectuoso y profundo reconocimiento de toda la comunidad universitaria.

El 8 de diciembre de 1971 se inauguraron los laboratorios de Química y Física con el aporte y donaciones provenientes del comercio y de la industria de la ciudad, como así también de localidades vecinas que posibilitan la adquisición de bienes.
En el año 1972 se creó la carrera de Ing. Electromecánica, fusionando Ing. Mecánica e Ing. Eléctrica.

 

Necesidad de un edificio propio

La indudable consolidación de la Casa de Estudios, y el visible crecimiento del número de estudiantes y de docentes reclaman, para el desenvolvimiento de las actividades áulicas, un edificio propio que se adecúe a las mismas.

Al respecto, se vislumbraba la posibilidad de adquirir el edificio  que pertenecía a la  Congregación Misioneros de la Consolata ubicado en el sector oeste de la ciudad - cuyo destino originario era albergar un seminario de la orden- y contaba con una edificación en construcción de dos plantas, un total de 3.300 metros cubiertos en un solar  de doce hectáreas parquizadas.
Para adquirir dicho inmueble se iniciaron arduas gestiones y desde Rectorado se envió una comisión para inspeccionar el edificio en cuestión formada por el doctor Dardo Vissio y el ingeniero Marcelo Sobrevilla.

El 14 de abril de 1972 se firmó un Convenio entre el Gobernador de la Provincia de Córdoba, el Rector de UTN, el Intendente de la Ciudad de San Francisco Guillermo Peretti, y el Presidente de la Comisión Pro-Facultad, en el que se establece la adquisición de un edificio propio para la Delegación y, posteriormente, su donación a la Universidad. Asimismo, la Comisión se comprometía a obtener el máximo apoyo de la comunidad local y regional para coadyuvar a la terminación y equipamiento.
A pesar de ese auspicioso convenio se registraban demoras e inconvenientes. Es entonces cuando el 30 de junio de 1972, se constituía la Asociación Cooperadora de la Delegación San Francisco con la finalidad de propender al desenvolvimiento y progreso científico, técnico, cultural y económico de dicha Delegación.

En 1973 un grupo de estudiantes se animó, en un contexto socio-político complejo, a manifestarse mediante marchas reclamando la compra del edificio propio. La ciudad y los medios de prensa se hicieron eco y acompañaron el reclamo de los estudiantes, docentes y delegados.

 


 

 

Tras la asunción del nuevo Intendente electo, Mariano Juan Planells, los miembros de la Asociación Cooperadora le hicieron conocer un plan de acción referido a la problemática del edificio. Entre tanto, el 21 de julio de 1973 se aceptaba la renuncia del Presidente de la Asociación Cooperadora Alemanzor, motivada por el traslado a otra guarnición militar, y se nombraba en su reemplazo a Santiago Pampiglione. Las gestiones referentes a la adquisición del edificio propio no se detuvieron y fructificaron, se obtuvieron avales del gobierno de Córdoba  y del Ministro de Educación y Cultura de la Nación, doctor Jorge Taiana. El día 13 de noviembre se firmó el Acta de Intención mediante la cual Misioneros de la Consolata y la Municipalidad de San Francisco acordaron la compraventa del inmueble en cuestión para ser destinado al funcionamiento de la Delegación de la UTN. A la ceremonia asistieron profesores y alumnos, los cuales al finalizar el acto conformaron una ruidosa caravana que recorrió las calles de la ciudad demostrando la satisfacción que los embargaba.

En febrero de 1974 la UTN, a través de su interventor Ing. Tomás Persichini, dictó la resolución 40/75, aceptando la donación del edificio adquirido por la Asociación Cooperdadora.

Finalmente, el 27 de junio de 1974, se firmó el contrato de compra-venta del edificio. El 9 de septiembre, en coincidencia con la conmemoración de un nuevo aniversario de la fundación de nuestra ciudad, se llevó a cabo el acto de la posesión oficial por parte de la Asociación Cooperadora del edificio y el 21 de noviembre, se ofrecía en donación a UTN el edificio adquirido. La comunidad educativa de la UTN local reconoce unánimemente, la valiosa acción del Sr. Santiago G. Pampiglione, sus innumerables gestiones, su esfuerzo, su tiempo, y aún recursos económicos, en pro de esta significativa obra que nos ha permitido poder contar con la infraestructura necesaria para funcionar.

 


 

 

En 1975, por Resolución de Rectorado, la Delegación San Francisco pasó a funcionar bajo el régimen de Facultad en Organización San Francisco, y en 1977 bajo el mismo régimen, dependía de la Facultad Regional Córdoba.
El 24 de marzo de 1976, debido a la agitación social, las Fuerzas Armadas derrocaron al Gobierno de la Presidenta María Estela Martinez de Peron. Las Universidades fueron uno de los principales objetivos de persecución de este gobierno, siendo intervenidas y miles de docentes y estudiantes muertos y encarcelados. Se introdujo una nueva modalidad de ingreso a la Universidad, la reducción del cupo de estudiantes por carrera, el arancelamiento de diversos trámites administrativos y la superposición de casas de estudio. En suma se trataba de políticas destinadas a recortar el número de Universidades y el porcentaje de estudiantes inscriptos. Esto constituyó prácticamente la desaparición del sistema universitario, aunque formalmente siguió funcionando.

A partir de 1976, se desarrollaba una reorganización de la UTN, por lo que en nuestra casa se suprimió la Carrera de Ingeniería en Construcciones. En agosto de ese año obtuvo su título el primer egresado, Ingeniero Electromecánico Jose Mazzarino, y en diciembre se gradúa la primera Ingeniera en Construcciones Beatriz Mina.

Estando las obras adelantadas el 1º de agosto de 1978 se concretaba el traslado a las nuevas instalaciones. El 19 de agosto de ese año se cumplió un sueño: la inauguración del edificio propio. Este trascendental acontecimiento es fruto del empeño de muchos hombres y mujeres -algunos de los cuales se apuntan en estas páginas- y muchos permanecen en el anonimato. Su esforzada labor debe estimular y comprometer a los miembros actuales de la comunidad y a las generaciones futuras a trabajar con convicción en pos de objetivos comunes.

 

La Regional sigue creciendo

Durante este gobierno militar, en 1980, mediante la reestructuración de las unidades académicas de la UTN, San Francisco pasó a denominarse “Escuela de Ingeniería San Francisco”. Desde 1983 tiene lugar el período de normalización de la vida universitaria. Así, se crea un Consejo Académico Consultivo que asesoró al Director de la Unidad Académica y que reunía a los representantes de los claustros docentes, no docentes, alumnos y graduados. Luego de los primeros concursos para la designación de profesores, se conformaron los Consejos Departamentales y el Consejo Académico. El proceso culminó con la elección, por parte de la Asamblea Universitaria, del Director de la Unidad.

Así, el 6 de diciembre de 1985 resultaba electo el Primer Director, ingeniero Raúl C. Alberto.
En 1987, se incorpora el cursado de Ingeniería en Sistemas de Información y la escuela pasó a denominarse “Unidad Académica San Francisco”. En 1988 el Consejo Superior Universitario aprueba el cursado de la carrera de Ingeniería Electrónica; finalmente, en 1994 se inicia la especialidad Ingeniería Química, año en el que se recibe el primer graduado en Ing. en Sistemas Jorge Luis Bucco.

 




Desde el 21 de octubre, en el marco de un convenio con la Fuerza Aérea Argentina, se puso en funcionamiento una estación climatológica.

En 1995 la Facultad Regional San Francisco celebró sus 25 año de vida, el día 6 de mayo, fecha en la que fue presentado el Himno canción de la UTN San Francisco.

En abril de 1998, la Facultad Regional San Francisco firmó convenio con la Universidad de Flores (UFLO) dictando la Licenciatura en Actividad Física y Deporte y la Tecnicatura en Prevención en Drogadicción, durante tres cohortes.
En julio comenzó a gestarse la carrera de Licenciatura en Administración Rural en la ciudad de Devoto, localidad próxima a San Francisco. El dictado de la misma se realizaba en el Instituto José María Paz. En diciembre, con el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación se inauguro la primer aula virtual de la Facultad.

 


 

 

Representantes de la ciudad de Arroyito como la empresa ARCOR, la Municipalidad y fuerzas vivas de la mencionada ciudad se acercaron a las autoridades de la Facultad Regional con el proyecto de la creación de la Extensión Áulica Arroyito dependiente de la Regional San Francisco. Luego de ser estudiado, este proyecto fue aprobado por el Consejo Académico de la Facultad y se firmó el convenio, con la implementación del dictado de tres carreras: Ingeniería Química, Licenciatura en Administración Rural y Licenciatura en Organización Industrial.

En noviembre de 1998 se firmó un convenio entre la Facultad Regional San Francisco, la Municipalidad y Prociencia CONICET para la ejecución de proyectos y programas científicos-docentes. Bajo el marco de este convenio, en abril de 1999 se habilitaron los laboratorios de ensayos mecánicos y químicos, los cuales eran operados por profesionales y estudiantes becarios, quedando a disposición de toda la industria de la ciudad y la región.

En el año 2000 se firmó un convenio con la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) para el dictado de las carreras de Abogacía y Contador Público en el edificio de la UTN, y años más tarde se incorporaron las carreras de Recursos Humanos y Comercio Exterior.


A fines del 2000 la Asociación Cooperadora de la UTN adquirió el predio de cuatro hectáreas lindantes a los Misioneros de la Consolata. El objetivo de esta adquisición era cumplir con el sueño de la comunidad educativa de de la Facultad Regional de la construcción de un “Campus Universitario” acorde a las necesidades de los estudiantes de la ciudad y la región.
El 14 de diciembre de 2001 sesionó la Asamblea integrada por el Consejo Académico y los Consejeros Departamentales especialmente convocados para elegir Decano para el período 2002-2006, resultando electo el Ing. Daniel Ferradas, quien asume sus funciones en abril de 2002.

En junio de 2002 se presentó el proyecto de infraestructura de la Facultad que aspiraba a realizar una significativa ampliación de sus instalaciones para alcanzar 11000 m2. Otro acontecimiento importante de ese año fue la realización del encuentro de Rectores de Universidades. Dicho foro estuvo integrado por Rectores de 10 Universidades y Facultades de la Provincia de Córdoba. En el mismo año, ante la convocatoria de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Institucional, CONEAU, dependiente del Ministerio de Educación, con la finalidad de contribuir al mejoramiento de la Educación Universitaria, se presentaron para acreditar las carreras Ingeniería Electrónica, Ingeniería Electromecánica e Ingeniería Química, dichas carreras fueron acreditadas.

 




El proyecto de infraestructura que preveía la ampliación del campus universitario, comenzó a materializarse en diciembre de 2004 con la inauguración de los laboratorios de Materias Básicas, Ingeniería Electrónica e Ingeniería Electromecánica.
En las elecciones de Decano para el período 2006-2010 fue reelecto el Ing. Daniel Ferradas.

En la segunda parte del año 2007 se comenzó a dictar la Tecnicatura Superior en Programación.

El día 7 de julio del mismo año se inauguró la nueva sede de la Biblioteca “Antonio Lamberghini”, la cual consiste en un edificio de 350 m2 con áreas bien definidas: la biblioteca, una hemeroteca, una sala de lectura, un lugar destinado a trabajos finales de nuestros graduados y otra área importante destinada a la posibilidad de contar con una biblioteca virtual.

El día 2 de noviembre se inauguraron los nuevos Laboratorios de Química General, Química Inorgánica, Química Orgánica, Microbiología y Planta Piloto.

En el año 2008 se presentaron nuevamente a acreditación las carreras Ingeniería Electrónica, Ingeniería Electromecánica e Ingeniería Química, fueron acreditadas por tres años.

El 20 de agosto de 2009 se inauguró el sector de Cuarto Nivel destinado a la capacitación continua de Graduados Universitarios. En el mismo año se firmó un convenio con la Gobernación de la Provincia de La Rioja para implementación del dictado de una cohorte de la carrera de la Licenciatura en Enseñanza de Ciencias del Ambiente y de cursos de capacitación del Medio Ambiente.

 


 


En las elecciones de Decano que se realizaron en septiembre de 2009 fue electo nuevamente el Ing. Daniel Ferradas para el período 2010-2014.

En el año 2010 se abrió una nueva convocatoria anta la CONEAU para la acreditación de Ingenierías, presentándose en esta ocasión la carrera de Ingeniería en Sistemas de Información, aprobada la misma por un término de 3 años.
Durante ese año, desde Secretaría Académica y en conjunto con los Directores de Carrera, las Secretarías y demás Áreas de la Regional, se trabajó de manera coordinada para la acreditación de un nuevo ciclo de las carreras Ingeniería Electrónica, Ingeniería Electromecánica e Ingeniería Química. Como resultado se obtuvo la acreditación de 6 años de Ingeniería Química y 3 años las restantes carreras.

Los primeros días de agosto de 2011 se inauguró el Área de Ciencia y Tecnología, destinado a la investigación, y el Comedor Universitario.

El 25 de noviembre de 2011 se llevó a cabo la inauguración de tres modernos laboratorios destinados a la Física, Administración Rural e Ingeniería en Sistemas de Información.

El 23 de abril de 2013 se inaugura el portal de ingreso de la Facultad. Desde septiembre de ese año comenzó a dictarse una Maestría orientada en la Industria del Software, con una duración de 2 años.

El 16 de octubre de 2013 se inauguró el Laboratorio de Electrónica en el Campus de la Facultad.

El 3 de diciembre de 2013 sesionó la Asamblea integrada por el Consejo Directivo y los Consejeros Departamentales especialmente convocados para elegir decano para el período 2014-2018, resultando electo el Ing. Alberto Toloza, quien asumió sus funciones en abril de 2014.


Luego de doce años de gestión del Ing. Daniel Ferradas, la propuesta del actual decano incluye cambios en la estructura y operacionales que buscan una nueva orientación a la tarea y función de la Facultad; lo que genera gran expectativa en la comunidad educativa y en el ámbito de la ciudad y región. Las bases de esta propuesta se originaron en la formación del Ing. Toloza, quien como estudiante de la Facultad participó activamente en el Centro de Estudiantes, fue Secretario de Asuntos Estudiantiles y luego como graduado continuó formándose en Rectorado en la Secretaría de Asuntos Universitarios. Esta nueva gestión pretende continuar con la formación de profesionales de alto nivel y seguir generando el sentido de pertenencia que hace crecer y enorgullecer a toda la comunidad.



© 2017 - UTN Facultad Regional San Francisco